ES. EN.

Proyecto Semillas reinventa espacios públicos

Raquel Rodríguez | La Republica
25/10/16

Reinventa espacios públicos de comunidades

“Lo que nos complace es que estas obras vienen de la necesidad de la comunidad y de la voluntad de sus mismos pobladores, nosotros somos la conexión que ayudamos con la parte técnica de los proyectos”, dijo Daniela Calderón, cofundadora de Proyecto Semillas.

Reinventar, a través del diseño y la arquitectura, los espacios públicos de las comunidades, con el apoyo de sus propios pobladores, es el principal objetivo de Proyecto Semillas, cuya cofundadora fue galardonada la semana pasado con el Laureate Global Fellowship, para emprendedores jóvenes.

Proyecto Semillas ha realizado renovaciones en nueve comunidades desde que inició como una asignación estudiantil en 2013, entre ellas la construcción de un rancho comunitario fabricado con bambú en Caño Negro en Los Chiles, donde se realizan capacitaciones y reuniones comunales.

Además del mejoramiento de los accesos a la comunidad de El Erizo en Alajuela, donde lo remodelaron y lo pintaron para cambiar la imagen de esa parte de la comunidad.

Otra obra fue la construcción de una estación de bus en Los Guido de Desamparados que se trabajó en conjunto con la empresa Transporte Desamparados.

Las alianzas público-privadas son una forma de apoyar a esta ONG, ya sea con patrocinios de las compañías o con voluntariado, así como con fondos de los municipios. “Lo que nos complace es que estas obras vienen de la necesidad de la comunidad y de la voluntad de sus mismos pobladores, nosotros somos la conexión que ayudamos con la parte técnica de los proyectos”, dijo Daniela Calderón, cofundadora de Proyecto Semillas.

Para el otro año realizarán trabajos con tres comunidades dentro de San José, específicamente en Los Olivos y Los Geranios de Paso Ancho y en Alajuelita. Los lugares que busquen realizar estas obras deben tener una organización, ya sea grupo de pobladores o asociaciones comunales.

Por ahora, Proyecto Semillas busca que más empresas quieran patrocinar este tipo de iniciativas en cada comunidad.

En cuanto al premio, Laureate Global Fellowship reconoce a 20 jóvenes líderes entre los 18 y 29 años de edad, quienes han sido pioneros en soluciones innovadoras de desarrollo social, medio ambiente, salud, educación y otros retos que enfrentan sus comunidades.

Calderón, de 25 años, es parte de un grupo de 300 jóvenes emprendedores sociales seleccionados a la fecha para recibir una beca durante un año, que incluye la formación avanzada en liderazgo, tutoría, redes y oportunidades de promoción que les permitirá llevar su proyecto al siguiente nivel en escala e impacto.